Nueva Comisión Europea para gestionar el Tratado de Lisboa


Con un reparto de funciones cortado a medida de la preferencia de los grandes países, José Manuel Barroso presentó ayer su segunda Comisión Europea destinada a gestionar los cambios que impone el Tratado de Lisboa. La Comisión se va pareciendo más a un gobierno nacional, con un diseño de las carteras que por primera vez va a extender sus competencias en Economía, en materia de Interior y Justicia y en el campo de las Relaciones Exteriores, además de crear puestos innovadores como el dedicado al cambio climático o a las Nuevas Tecnologías.

Un total de veintiséis comisarios, entre ellos siete vicepresidentes, podría parecer un ejército con demasiados generales, pero Barroso ha dicho que ha querido «premiar la veteranía» y ha ascendido a casi todos los comisarios que estaban en el precedente colegio, entre ellos a Joaquín Almunia, que se ocupará de uno de los pocos puestos en los que se toman decisiones de gran calado en materia económica. Esto ha provocado que por primera vez ni Alemania ni Francia tengan un vicepresidente, pero a cambio han obtenido los puestos que ambicionaban, Energía y Mercado Interior. Especialmente en el caso francés, Barroso ha atendido las peticiones del presidente Sarkozy de tener influencia en el diseño de los futuros controles del mercado financiero, y este sector se ha mantenido expresamente dentro de las competencias de Michel Barnier, que ya fue comisario con Romano Prodi. Para tranquilizar las susceptibilidades de los medios financieros de Londres, Barroso también ha anunciado que próximamente será nombrado Director General (el puesto más importante por debajo de Comisario) el británico Jonathan Faull, un veterano funcionario actualmente en el área de Interior. Barroso se deshizo en elogios del desconocido Günter Oettinger, presidente regional de Baden- Württemberg, «una región industrial que si fuera independiente sería la octava economía de Europa», y que ahora se hará cargo de la estratégica cartera de Energía. La canciller Merkel ha sorprendido desde un principio con esta designación, que según los expertos debe interpretarse como una manera de garantizarse su verdadero objetivo, que es hacerse con la presidencia del Banco Central Europeo cuando el francés Jean- Claude Trichet concluya su mandato.
Pensando en la necesaria ratificación del Parlamento, Barroso ha lanzado guiños que ni siquiera el grupo de los Verdes puede ignorar, como mantener la tradicional cartera de Medio Ambiente, que ocupará el esloveno Janez Potocnik, ha creado otra dedicada al Cambio Climático «con vocación horizontal» de tratar de orientar todas las demás políticas que tienen que ver con este asunto tan de actualidad, y ha nombrado para ello a la danesa Connie Hedegaard, que está actualmente involucrada en la organización de la cumbre mundial de Copenhague.
Para tratar con CubaTambién ha separado las carteras de Ayuda al Desarrollo, de la que se ocupa el letón Andris Piebalgs, hasta ahora encargado de Energía, y de Ayuda Humanitaria, que ha puesto en manos de la ex ministra de Exteriores búlgara Rumiana Jeleva. Cuando las dos competencias estaban unidas, ésta era la cartera que se ocupaba de las relaciones con Cuba. Ahora, los dos responsables son ciudadanos de antiguos países comunistas, lo que probablemente no va a favorecer las expectativas del régimen de La Habana.
Estos dos comisarios, junto al de Ampliación y Política de Vecindad, estarán coordinados por la vicepresidenta británica Catherine Ashton, que ocupa el recién creado puesto de Alto Representante.
La antigua cartera de Libertades e Interior se desdobla, «como en la mayoría de gobiernos», entre un responsable de Justicia, la luxemburguesa Viviane Reding (que ya ha cumplido diez años en Bruselas) y otro de Interior, para la sueca Cecilia Malmström, que empezará a desarrollar las estructuras policiales y agencias comunitarias como Frontex.
ABC

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Calle 90 Núm. 18 - 16, Planta 5ª

Edificio Cámara de Comercio Hispano - Colombiana

C.P.: 110221

Teléfono fijo en Colombia: (00-57 1) 7428800, Ext. 9042

Teléfono móvil en Colombia: (00-57) 3106796677

Atención todos los días de la semana, inclusive domingos y festivos.

Bogotá, D.C., República de Colombia

info@iberoeuropa.com