Crisis diplomática entre Trípoli y Berna



La República Árabe Libia Popular y Socialista decidió imponer un embargo económico "total" sobre la República de la Confederación Suiza en el marco de la crisis diplomática entre los dos países, declaró este miércoles a AFP el portavoz del Gobierno libio, Mohamed Baayu.


"Libia decidió imponer un embargo total de todos los intercambios económicos y comerciales con Suiza", indicó Baayu.
Además, resolvió "adoptar otras alternativas en lo que concierne los medicamentos y los equipamientos médicos e industriales" suizos importados por Trípoli, precisó.
Las relaciones entre Berna y Trípoli se han deteriorado a raíz de la detención, en julio de 2008 en Ginebra, de un hijo del coronel Kadhafi, Hannibal, ante una queja de dos empleados domésticos que lo acusaron de malos tratos.
Libia ya había tomado medidas en 2008 en represalia contra Suiza, cuando retiró sus haberes bancarios de los instituciones suizas y expulsó a las sociedades helvéticas instaladas en Libia, además de anunciar el cese de sus exportaciones de petróleo a la Confederación.

Miembro del 'espacio Schengen' (acuerdo por el que se suprimen los controles fronterizos en los países firmantes), Suiza respondió con la aplicación de una política restrictiva en materia de concesión de visados Schengen a ciudadanos libios.

Esta medida enfureció a Libia, que el 14 de febrero decidió hacer lo propio con los europeos.

Las exportaciones suizas a Libia son marginales respecto a sus relaciones comerciales con otros países, entre ellos los europeos. En 2009 alcanzaron los 156 millones de francos suizos (106 millones de euros) cuando Suiza exportó en total mercancías por valor de 180.300 millones de francos suizos (122.600 millones de euros).

Los intercambios comerciales entre ambos países incluso han disminuido drásticamente con motivo de la crisis: la compra de petróleo a Libia ha caído un 44,7% en 2009 respecto a 2008 y las importaciones de productos libios en Suiza cayeron un 78,4% hasta los 718 millones de francos suizos (488 millones de euros), según las estadísticas de las aduanas helvéticas.

Otra manifestación de la crisis entre los dos países ocurrió cuando las autoridades libias detuvieron a dos suizos, que fueron juzgados por "estancia ilegal" y por "ejercer actividades económicas ilegales".

Uno de ellos fue liberado el lunes pero el otro sigue en Libia, donde purga una pena de cuatro meses de prisión.

Para resolver la crisis, Libia exige un arbitraje internacional en el "caso Hannibal" y el procesamiento de los responsables de la enérgica detención de Hannibal Khadafi, recordó el martes el ministro libio de Relaciones Exteriores, Musa Kusa.

El último capítulo del enfrentamiento fue el llamamiento del máximo dirigente de Libia, Muammar Kadhafi, el jueves pasado a la 'guerra santa' ('yihad') contra Suiza, debido a la prohibición de construir minaretes que fue votada en referéndum a finales de noviembre, con casi el 60% de los votos.



La ONU y la UE respaldan a Suiza frente a las amenazas de Gadaffi



Naciones Unidas, primero, y después la Unión Europea respaldaron ayer a Suiza, atacada de nuevo con dureza, el jueves, por el líder libio Muammar el Gaddafi.
"Creo que declaraciones de esa índole son inadmisibles en el marco de las relaciones internacionales", recalcó el director general de la ONU en Ginebra, Sergei Ordzhonikidze.
El alto cargo se refería al llamamiento que hizo Gaddafi, en un discurso que pronunció en Bengazi, a la yihad (guerra santa) contra Suiza, a la que tachó de "infiel" y "apóstata" por haber prohibido, en un referéndum en noviembre, la construcción de minaretes para las mezquitas.
"Los musulmanes deben acudir en masa a los aeropuertos del mundo islámico e impedir a los aviones suizos que aterricen (...); deben inspeccionar las tiendas y los mercados e impedir que sean vendidos productos suizos", afirmó el líder libio.
En el trasfondo de la invectiva de Gaddafi está la crisis con Suiza, desencadenada en julio de 2008, con la detención en Ginebra de su primogénito, Hannibal, y de su esposa después de que fueran acusados de malos tratos a sus criados.

La Unión Europea fue menos contundente que la ONU en su rechazo de la diatriba del líder libio. "Se pronunció en un momento inoportuno, cuando la UE trabaja intensamente con Suiza para alcanzar una solución diplomática", afirmó un portavoz de Catherine Ashton, la responsable de la diplomacia comunitaria. Entre los Estados miembros de la UE, Francia fue el que levantó la voz con más contudencia.
Desde un punto de vista práctico es improbable que el llamamiento de Gaddafi tenga consecuencias. Entre los islamistas radicales el líder de Libia no goza de ningún aprecio, porque les ha combatido con dureza dentro y fuera de sus fronteras.
La anterior andanada de Gaddafi contra Suiza tuvo lugar en otoño, ante la Asamblea General de la ONU. Entonces preconizó que el país fuese despedazado y repartido entre sus vecinos.



AFP

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Calle 90 Núm. 18 - 16, Planta 5ª

Edificio Cámara de Comercio Hispano - Colombiana

C.P.: 110221

Teléfono fijo en Colombia: (00-57 1) 7428800, Ext. 9042

Teléfono móvil en Colombia: (00-57) 3106796677

Atención todos los días de la semana, inclusive domingos y festivos.

Bogotá, D.C., República de Colombia

info@iberoeuropa.com