Panamá inaugura el primer metro de Centroamérica

La construcción ha corrido a cargo de la española FCC y la brasileña Odebrecht con un coste de 1.460 millones de euros

Panamá contará desde este sábado con la primera línea de metro de toda Centroamérica, un proyecto que ha revolucionado la ciudad en las últimas semanas y que constituye, junto con las obras de ampliación del Canal, cuya construcción se ha retrasado al menos un año, el gran legado del Gobierno de Ricardo Martinelli en materia de infraestructuras.

La construcción de las 14 estaciones que forman la Línea 1 del metro ha corrido a cargo de la española FCC y la brasileña Odebrecht, que se adjudicaron esta primera fase del proyecto por 1.800 millones de dólares, (1.307 millones de euros) “aunque las ampliaciones de última hora en el proyecto, con una estación adicional al diseño inicial y la posibilidad de incorporar otra en mitad del trayecto, por donde metimos las tuneladoras, han elevado la factura final hasta los 2.009 millones, 1.460 millones de euros”, admite Javier Alañón, un ingeniero de Ciudad Real que ha dirigido la construcción del metro panameño.

El acto oficial a cargo del presidente Martinelli se produce a un mes de las elecciones presidenciales, en las que el candidato oficialista, José Domingo Arias —a quien acompaña en la candidatura como vicepresidenta Marta Linares, esposa de Martinelli— está prácticamente empatado en las encuestas con el líder del Partido Revolucionario Democrático, Juan Carlos Navarro. Además, Martinelli ha prometido que el precio del billete estará por debajo de un dólar y que durante el primer mes, que coincide con la recta final de la campaña, los viajes en metro serán gratuitos. Martinelli, además, prometió dejar licitada la Línea 2 del metro antes de finalizar su mandato.Con este nuevo proyecto, el Gobierno espera solucionar, al menos en parte, el serio problema de transporte público que sufre la capital. “Está previsto que el metro pueda transportar hasta 45.000 viajeros a la hora”, explica Alañón. Algunos informes, impulsados entre otros por el Banco Mundial, sugieren que la apuesta por el metro no es la mejor solución para los problemas de transporte en las ciudades en desarrollo, tanto por su coste como por su escasa eficiencia. Pero esa tesis poco puede hacer frente al entusiasmo ciudadano por la nueva infraestructura. “Me parece un proyecto excelente, excelente. Todas las grandes capitales del primer mundo tienen un metro, ¿no?”, apuntaba Daira Muñoz en uno de los viajes autorizados por el Gobierno en los días previos a la inauguración.

En los días previos a su inauguración oficial, las visitas organizadas al metro han sido incesantes. Funcionarios, militares, policías y miembros de organizaciones y empresas internacionales han tirado de contactos para estrenar los viajes desde la Estación 5 de Mayo hasta Los Andes, pese a que las instalaciones fueron entregadas oficialmente el pasado 28 de febrero por la empresa. FCC se acaba de adjudicar las obras de ampliación del metro de Lima, en Perú. “El proyecto de Lima poco tiene que ver con este. El país ya cuenta con varias líneas de metro y allí el proyecto es todo soterrado, de ahí el coste de la obra”, explica el ingeniero.

http://economia.elpais.com/

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Calle 90 Núm. 18 - 16, Planta 5ª

Edificio Cámara de Comercio Hispano - Colombiana

C.P.: 110221

Teléfono fijo en Colombia: (00-57 1) 7428800, Ext. 9042

Teléfono móvil en Colombia: (00-57) 3106796677

Atención todos los días de la semana, inclusive domingos y festivos.

Bogotá, D.C., República de Colombia

info@iberoeuropa.com