Repsol busca nuevos activos en Colombia y Canadá para superar el rejón de Argentina

Antonio Brufau quiere cambiar el riesgo geopolítico de su cartera de activos. Después del conflicto librado con Argentina por la expropiación de YPF, resuelto al final con una indemnización de 3.500 millones de euros, Repsoltiene intención de ampliar su cartera de reservas con activos en países con mayor estabilidad política y seguridad jurídica, aunque puedan ser regiones con campos de explotación más maduros, según han confirmado fuentes accionariales. Bajo estas premisas, los destinos preferidos por la petrolera española son Canadá Colombia, dos potencias petroleras sin perfil de riesgo político.
Repsol trabaja desde hace meses en la identificación de activos de exploración que le permitan incrementar sus reservas y su capacidad de producción. Para ese cometido, Brufau espera contar con cerca de 8.000 millones de euros, aunque para ello antes tiene que generar los más de 4.000 millones de la venta ordenada del 30% de Gas Natural y cobrar los 3.500 millones (equivalentes a los 5.000 millones de dólares garantizados con bonos de deuda pública argentina) derivados de la indemnización por la expropiación deYPF. Dinero fresco para hacer más grande a Repsol y dar por superada la etapa de Vaca Muerta.
Una de las opciones más comentadas sobre la hoja de ruta de Repsol ha sido la petrolera colombiana Pacific Rubiales. A pesar del interés real, la opción parece ahora descartada por completo, entre otras cosas porque el precio en bolsa de la compañía (7.000 millones de euros), se ha disparado durante los últimos meses (+15% durante el último año), supera los recursos financieros disponibles para invertir. Sin embargo, existe una opción intermedia y es que la petrolera española adquiera el cotizado campo de Rubiales (promedio de 170.000 barriles diarios), cuya licencia expira en 2016 y la compañía colombiana da por perdida.

Pacific Rubiales, sancionada por incumplimiento de leyes medioambientales, solo tiene opciones de renovar si vende la explotación a un tercero, siempre con el visto bueno de Ecopetrol, la compañía pública de hidrocarburos que ahora preside Orlando Sardiquien fuera hasta hace poco embajador de Colombia en España. En este contexto, la entrada en juego de Repsol podría . Aun así, la española maneja una alternativa más sencilla que pasa por ampliar del 25% al 50% su alianza con la petrolera colombiana Oxy, con quien comparte el bloque terrestre Cosecha, en la cuenca de Llanos, según fuentes del sector.
La otra prioridad de Repsol es Canadá, donde está presente desde 2008, año en que obtuvo licencias de exploración sobre dos bloques, que amplió en 2010 con otras dos. Segundo país del mundo por reservas de crudo, sólo por detrás de Arabia Saudí, la petrolera española apostó por esta región con un calendario a medio-largo plazo, con la esperanza de que con el tiempo represente lo que ahora es Brasil. Por supuesto, además de la experiencia probada en esta región (costa Este) por otras petroleras, el marco jurídico (entorno OCDE) que ofrece supone un aliciente extraordinario para focalizar aquí los esfuerzos inversores.

Como en otras áreas, Repsol está dispuesta a ir de la mano con otros socios para esta nueva fase. Además, la petrolera española está interesada en iniciarse en la práctica del shale gasel petróleo obtenido por la controvertida técnica del fracking, en un país como Canadá, identificado como una de las mayores regiones con yacimientos de estas características, sólo por detrás deEEUU, pionero en la explotación de esta modalidad para obtener hidrocarburos. Todas estas iniciativas son coordinadas desde el centro operativo que la compañía presidida por Antonio Brafau tiene en la ciudad estadounidense de Houston.
En ningún caso, el ejecutivo catalán contempla la posibilidad de ampliar su presencia en México, donde la estatal Pemexa su vez accionista hostil de la española, de la que posee un 10%, está interesada en que Repsol participe como inversor en el plan energético impulsado por el presidente mexicanoEnrique Peña Nieto. Las diferencias entre ambas petroleras, derivadas del conflicto accionarial iniciado por la constructora Sacyr y acrecentados luego por el lío de YPF, han bloqueado cualquier tipo de entendimiento, hasta el punto de suponer un asunto de agenda en la próxima visita gubernamental de México a España.
http://www.elconfidencial.com/

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Calle 90 Núm. 18 - 16, Planta 5ª

Edificio Cámara de Comercio Hispano - Colombiana

C.P.: 110221

Teléfono fijo en Colombia: (00-57 1) 7428800, Ext. 9042

Teléfono móvil en Colombia: (00-57) 3106796677

Atención todos los días de la semana, inclusive domingos y festivos.

Bogotá, D.C., República de Colombia

info@iberoeuropa.com